Deportes

La Federación de Fútbol sigue recibiendo currículos

Oscar Mejía Velásquez
La Calle

Con la salida del entrenador de la selección nacional de fútbol, el costarricense Henry Duarte, la Federación Nicaragüense de Fútbol (FENIFUT) se está tomando un tiempo prudente para recibir currículos de todo el mundo que estén interesados en dirigir a la Azul y Blanco, la cantidad que ya han archivado es llamativa.

Más de 100 hojas de trabajo han recibido virtualmente la federación, lo escandaloso es lo atractivo que es ahora trabajar como técnico de un seleccionado que futbolísticamente ha avanzado con pasos pequeños, con respecto al área centroamericana y del Caribe. El salario tampoco es un atractivo para arriesgarse a una aventura de triunfar o fracasar.

A finales de este año se espera que la federación anuncie al reemplazo de Duarte. La situación es compleja porque no hay espacio para equivocaciones, es obligado avanzar no retroceder, por ello deben elegir a un personaje que tenga dominio de la cultura del jugador pinolero, para revolucionar el balompié nacional con cambios generacionales a un paso lento pero seguro.

Los mejores jugadores que estuvieron con la era de Henry Duarte prácticamente están de salida por su edad, pero aún pueden ser útiles en la cancha, no pueden dejar de convocarlos, ni descartarlos, hay que darles seguimiento con sus respectivos conjuntos y si tienen méritos hay que mantenerlos vistiendo el uniforme de los colores patrios, no pueden darse el lujo de cometer los mismos errores de años anteriores.

Los miembros del ejecutivo de la Federación expresaron recientemente que no contratarán a directores técnicos nacionales ni extranjeros que estén dirigiendo en la liga local, los motivos son entendibles, el futbolista pinolero se acomoda cuando tienen una relación amistosa o cercana con el director, lo que usa como pretexto para no exprimirse en los entrenamientos o darlo todo en la cancha.

Se ha filtrado la información de que la Federación podría pagar entre los $5,500 dólares y los $6,000, más casa y un carro. No son términos seductores para conducir el destino de la Selección Nacional para un estratega extranjero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *