Managua

1973: Nace la era de los centros comerciales en Nicaragua

  • Así nació El Camino de Oriente y el Centro Comercial Managua

Ia. entrega

Por Bosco León Báez
LA CALLE

El desorden bien “organizado” que el terremoto de diciembre de 1972 causó a la ciudad de Managua fue en realidad un completo caos. Cientos de comerciantes de los mercados San Miguel y Central, los más populares de la capital, se reubicados como terremoteados en el mercado Oriental, lo que provocó que muchos de los que ya estaban asentados en el mercado rechazaran a su nueva competencia.

A su vez, los grandes empresarios, que antes del devastador sismo, estaban instalados en edificios céntricos de Managua no tenían un lugar seguro para recomenzar.

En 1971, la Asociación de Ganaderos de Nicaragua, AGN, había inaugurado un parque de ferias al costado norte de la Colonia Centroamérica. El propósito del parque era montar exhibiciones de ganado a escala centroamericana apuntando a la mejoría del hato y a ser líderes en Centroamérica. La inauguración, ese año, fue todo un acontecimiento de lujo ya que trajeron como invitado especial al desaparecido cantante mexicano José José.

Solo dos ferias ganaderas pudieron realizarse en este local ya que, en agosto del 73, los comerciantes terremoteados se dieron a la tarea de construir en los terrenos del local y bajo la filosofía que reinaba en ese momento de construir con materiales menos pesados, denominados prefabricados, el “Centro Comercial Managua”. El slogan de los comerciantes fue “Donde comprar es un placer”.

La nueva Managua comenzaba a tomar forma, buscando el rumbo de la carretera a Masaya. La era de los centros comerciales, los “malls” había comenzado.

Nace el Camino

Maqueta del Centro Comercial “El Camino”

En febrero de 1974, un grupo de empresarios motivados por la falta de un lugar moderno en Managua pudieran comprar y divertirse unieron esfuerzos en la construcción de un centro comercial el cual tuviera todo lo necesario para que sus visitantes pudieran realizaran sus gestiones en un solo lugar. El nuevo centro comercial estaría ubicado en la carretera a Masaya en el costado sur de la Colonia Centroamérica y se llamaría, “Multicentro El Camino”.

El proyecto fue anunciado pomposamente, en un solo sitio tendría tiendas, bancos, cines, restaurantes y hasta discotecas. La primera etapa de construcción fue de 10 mil metros cuadrados en donde estarían ubicados los primeros negocios, en su mayoría lugares para la diversión nocturna. Allí nació el primer establecimiento internacional de comida rápida en Nicaragua, el McDonald´s, además de los nicaragüenses, restaurantes Topkapi, sorbetería Pops, La Crema Batida, Peluquería Adan y Eva 2000, Los Cinemas. Pero lo que más alegró a todos los jóvenes que nos habíamos quedado sin centros de diversión, fue cuando anunciaron la inauguración de la primera discoteca post terremoto, “Casa Blanca”.

Desde su inauguración, el nuevo centro comercial fue clasificado como un sitio para gente pudiente debido a estaba distante de los barrios orientales y más aún de los occidentales. Sus vecinos eran barrios de clase media como Altamira, Los Robles y la Colonia Centroamérica, quienes hasta se creían los dueños del Camino.

Casa Blanca

Uno de los personajes de ese momento es el conocido cronista Xavier “El Chele” Araquistain, vecino de la Centroamérica en esos años y que junto a sus compañeros, famosos por ser buenos jugando al baloncesto en la famosa cancha de “Los Marañones”, nos pedían a los foráneos del lugar hasta pasaporte y visa para poder ingresar al Camino. ¡¿Te acordás Chelé!?

“Casa Blanca” fue la primera discoteca después del terremoto. Muchos de los que sobrevivimos al sismo no pudimos conocer la clásica “Tortuga Morada”, pero si disfrutamos del “Sapo Triste y la Discoteca a Go Go”, pero entre estas dos discotecas y Casa Blanca, había un mundo de diferencia. Primero, esta última tenía aire acondicionado, sus juegos de luces era lo último en esa década y la música sonaba en equipos cuadrafónicos con enormes parlantes los cuales te hacían mover el esqueleto toda la noche.

Luego de pagar la entrada a Casa Blanca, ingresabas a un pequeño túnel con sus paredes negras y al fondo una puerta que, al abrirla, sentías la sensación de estar en la gloria al escuchar casi de su viva voz a Hues Corporation con su tema “Rock the Boat”, considerada la primera canción de la música disco. Una pequeña pista con mesas en su alrededor para pasar una noche amena y mágica muy en Casa Blanca.

En nuestra próxima edición, las Cocacoladas de Casa Blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *