Medio siglo del primer paso en la Luna
Reportaje

Medio siglo del primer paso en la Luna

  • “Venimos en paz en nombre de toda la humanidad”
  • ¿De verdad pisaron suelo lunar o se hizo en un estudio fotográfico?
  • “Suerte Mr. Gorsky”, dijo Armstrong, le contamos a qué se refería

Por Bosco León Báez
LA CALLE

“Este es un pequeño salto para el hombre pero un gran paso para la humanidad”. Estas fueron las palabras que el 20 de julio de 1969, el astronauta Neil A. Armstrong pronunció al pisar el suelo de la Luna.

Cuatro días antes, el 16 de julio de 1969, el Apolo 11, nombre de la misión espacial de Estados Unidos, partió a hacer historia: la primera misión tripulada en llegar a la superficie del satélite de la tierra.

La tripulación estuvo compuesta por el comandante de la misión Neil A. Armstrong, los astronautas Edwin E. Aldrin Jr., apodado Buzz, y Michael Collins, piloto del módulo de mando.

El comandante Neil Armstrong y el piloto del módulo “Eagle”, Edwin F. Aldrin, alunizaron en el Mar de la Tranquilidad y una vez que Armstrong diese el gran salto de 3. 5 metros, colocaron una placa con la siguiente leyenda: “Aquí llegaron a la Luna hombres del planeta Tierra. Julio 1969 D.C. Venimos en paz en nombre de toda la humanidad”.

Los astronautas recorrieron el terreno por más de dos horas, recogieron 22 kilogramos de muestras de suelo y rocas lunares e instalaron instrumental científico para detección de sismos, partículas solares, un reflector láser y una bandera de los Estados Unidos.

El viaje a la Luna estuvo lleno de anécdotas y muchas incógnitas que surgieron antes y después del alunizaje, como el misterio de la bandera que ondea y sigue “ondeando” debido a que en la Luna no hay gravedad. La pregunta es ¿cuándo dejará de ondear?  La asta de la bandera no está clavada en el suelo porque la superficie lunar es mucho más dura de lo que la NASA calculó.

La escasez de combustible del Apolo 11, los filtros de hidrógeno dañados, Armstrong no sólo casi choca con el “Eagle” sino que el módulo lunar no tenía manecillas en la puerta para abrir desde fuera, así que tuvieron que tener mucho cuidado de salir a la Luna y dejar la puerta abierta para volver a entrar.

Hay más preguntas

El director cinematográfico y periodista investigativo Bart Winfield Sibrel produjo un documental titulado “Una cosa divertida sucedió en el camino a la Luna”. En el afirma que el momento en que Armstrong pisa la Luna fue un montaje llevado a cabo por la NASA.

El documental asegura que los programas Apolo, entre 1969 y 1972, también fueron montajes. La cubierta interna de los trajes que mantenían el cuerpo de los astronautas con una presión similar a la terrestre fue hecha a mano por ancianas costureras, dijo.

Estaba predicho

El presidente de los Estados Unidos en 1962, John Fitzgerald Kennedy, predijo sin saber cómo lograrlo que “antes de que acabara la década de los 60 llevarían a un hombre a la Luna y lo traerían sano y salvo”.

La predicción la hizo debido a las presiones por la carrera espacial contra la Unión Soviética. Al escuchar estas palabras el director de la NASA, Wernher von Braun, reaccionó diciendo: “¿Alguien quiere mi puesto? De verdad, hablo en serio”.

El escritor William Safire, redactor de los discursos del presidente Richard Nixon ya tenía preparado el discurso por si el viaje lunar fallaba. Una de las frases que, por suerte, nunca fue dicha decía: “El destino ha decretado que los hombres que viajaron a la Luna para explorar en paz se queden en la Luna para descansar en paz”. En grabaciones de la NASA se escucha una de las frases de Neil Armstrong diciendo, en suelo lunar, “Buena suerte, señor Gorsky”.

De regreso en la tierra los científicos le preguntaron el significado de la frase, Armstrong con una gran sonrisa contó la anécdota. “Siendo un niño de 11 años y jugando pelota con mis amigos, esta se metió en el patio trasero de la casa vecina y estaba propiamente debajo de la ventana del cuarto de los dueños de la casa. En ese momento escuché que la señora le decía al marido de nombre Gorsky, ¿quieres sexo oral?, pues lo tendrás cuando el chico del vecino se pasee por la Luna”.

Cuando los dos astronautas estaban en el suelo lunar exclamaron: “Hermoso, hermoso”, dijo Aldrin, a su vez, Armstrong dijo: “La vista es una magnifica desolación”, a lo que Aldrin le respondió, “magnífica definición”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *