Managua
Managua

Especial de La Calle: Los edificios referenciales de Managua

  • Un repaso por tiendas, hoteles, centros nocturnos y colonias del antiguo centro de la capital
  • Tres de las tiendas más conocidas y modernas arrasadas por el sismo o los saqueadores

Por Bosco León Báez
LA CALLE

La Managua que conocimos hasta 1972 tenía una característica: sus edificios y calles, eran las referencias inevitables, aún desaparecidos algunos de ellos continuaron “viviendo” en el mapa de las direcciones de los capitalinos.

Hasta el día de hoy, El Arbolito y el Ceibo de San Judas, por ejemplo, siguen marcando las direcciones de la Managua que resistió el embate de la noche del 23 de diciembre.

A continuación les dejamos algunos de esos edificios, barrios y lugares con una sucinta referencia a lo que fueron.

Basílica de San Antonio

 

Basílica de San Antonio
En estas imágenes podemos ver como era de bonito y pintoresco el barrio de San Antonio y como quedó luego del terremoto.

Club Plaza

Managua
Centro de entretenimiento que resultó una trampa para los alegres capitalinos que disfrutaban la noche previa a la navidad. Así vemos cómo era y cómo lo dejó el terremoto.

Colonia Lang

Managua
La Colonia Lang estuvo ubicada frente al Palacio Nacional, contiguo al Club Social Managua, aquí podemos ver la imagen de sus apartamentos antes y cómo los dejó el terremoto.

Banco de Londres y Montreal Ltd

Managua
El señorial y hermoso edificio del banco de Londres y Montreal Ltd estaba ubicado frente el recordado salón cervecero Jardín Central. En una imagen vemos cómo fue y en la otra ya demolido.

Lotería Nacional

El “Palacio de la Suerte” en todo su esplendor antes del sismo, en la otra cómo quedó de maltrecho. El edificio pudo haber sido reparado dejado como un vestigio del terremoto de 1972, pero fue demolido este año por la Alcaldía de Managua.

Hotel Reisel

Ubicado en plena calle 15 de Septiembre, contaba con cinco pisos. La fuerza del terremoto hundió el lobby dejando el primer piso en pleno pavimento. Una muestra fehaciente de la potencia del sismo es el rótulo de un restaurante cuya especialidad era la carne, instalado en el primer piso y que después del sismo quedó “acariciando” la calle. Aquí quedaron sepultadas muchas personas que laboraban en el lobby, en los sótanos, la cocina, lavandería y áreas de mantenimiento y servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *