Empresas

CHARLAS ESCOLARES ¡COME SANO Y MUÉVETE! CIERRAN SU CICLO ANUAL

Desde el 2006 más de 370 escuelas y 27 mil niños a nivel nacional, han recibido las charlas escolares del programa ¡Come sano y muévete!

El Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), concluyó sus charlas escolares ¡Come sano y muévete!, las cuales se realizaron a lo largo del año en colegios de las zonas de influencia de los ingenios; esto con el fin de orientar a los niños sobre la importancia de una alimentación balanceada y saludable.

Este 2017 visitaron escuelas de los municipios como El Viejo y Chichigalpa en Chinandega; Potosí y zonas aledañas en Rivas; San Rafael del Sur en Managua; Carazo, Masaya y Granada.

Esta estrategia ha dado buenos resultados en las escuelas y también ha dejado como aporte, que el tema de la alimentación sana sea de relevancia en el pensum educativo de primaria y secundaria.

El programa ¡Aprende a comer! es una iniciativa que nació en el año 2006, y ahora se implementa con el nombre ¡Come sano y muévete!, con el objetivo de aportar acciones que conlleven a adoptar hábitos saludables y que reduzcan los problemas de alimentación no adecuada, especialmente en niños con edades entre los 8 y 12 años. Las charlas educativas se realizan con especialistas en enseñar a través de métodos prácticos, interactivos y divertidos.

Durante estos 11 años el CNPA ha proporcionado información pedagógica sobre la composición de los alimentos, tales como: los carbohidratos, las grasas, las proteínas, las verduras, las carnes, los lácteos y las vitaminas.

Para el CNPA la colaboración de los directores, maestros y padres de familia de los centros educativos visitados, ha sido de vital importancia en la enseñanza y prácticas de hábitos alimenticios saludables, quienes valoran que la metodología que se utiliza en las charlas promueve la participación de los niños ya que pueden reproducir estas enseñanzas en sus hogares.

“Las charlas son muy educativas y se sustentan con ejemplos de psicomotricidad, lo que amplía los conocimientos para los niños”, expresó el Prof. Ramón Espinoza.

Con los resultados obtenidos durante este año, la Agroindustria Azucarera de Nicaragua, a través del CNPA, reafirma su Responsabilidad Social Empresarial, para continuar invirtiendo en programas educativos que promuevan un estilo de vida sana para las familias nicaragüenses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *