Quiroz, uno de los pícheres más dominantes de los 90
Archivo

Quiroz, uno de los pícheres más dominantes de los 90

  • El perfil de una estrella del béisbol nacional

Por Elvis Gómez Mena
Corresponsal

A su paso por el béisbol nacional, Jose Luis Quiroz le dio a la fanaticada muchos momentos emocionantes en los estadios del país.

Al comenzar la entrevista, Quiroz, desde su retiro, rememora los primeros momentos de vida en el beisbol de las ligas menores y en la Mayor A.

La pasión de Quiroz al inicio era consolidarse como titular en la tercera base de su equipo y brillar en la liga de Primera División. Por esas cosas del destino y la pelota, su posición en la antesala fue muy efímera. Luego de varios meses apareció en el montículo.

“Recuerdo en aquel momento que varios coach y manager de equipos de Primera División, entre ellos Heberto Portobanco y Juan José Espinoza, frecuentaban los campos abiertos de beisbol en la ciudad y la zona rural para observar las cualidades de los jóvenes de la liga mayor A. Así seleccionaron a muchos prospectos que dieron gloria a la pelota de la Primera División.

“Quienes me detectaron la potencia en el brazo, cuando jugaba tercera base, fueron Heberto Portobanco y Juan José Espinoza. Me ponían a lanzar juegos que el equipo del Granada los tenía perdido, lanzaba dos o tres innings para ver qué tal me desempeñaba como pítcher. Poco a poco fui tomando confianza a la hora de enfrentar bateadores de poder de la talla de Próspero González, Marlon Abea, Julio Medina, Panal Delgado y otros. Era muy frecuente que me mandaban a la colina para salvar y cerrar partidos”, comentó.

“A veces me iba mal y en otras bien”, anotó.

1993, brilló en el pre mundial

La afición nicaragüense tenía grandes expectativas con el rendimiento de la selección nacional en 1993, cuya selección estuvo integrada por jugadores con un futuro esperanzador. Cuando el reloj marcó las 7:45 de la noche, José Luis Quiroz apareció en la colina del estadio nacional Dennis Martinez, en calidad de relevo. Lanzó cuatro entradas en las que amarró de forma magistral a la artillería del equipo de Puerto Rico.

“Que juegazo lancé”, dijo.

Quiroz fue la pieza decisiva de la victoria en ese pre mundial y en el que la selección nacional ganó la medalla de oro.

En ese mismo campeonato, Quiroz tiró una blanqueada al equipo de China de 2 x 0. “Utilicé todos los recursos que disponía, sínker, bola rápida a las esquinas, varios slider y una recta dura al centro con la que sorprendí a varios bateadores del equipo oriental. Fueron momentos emocionantes para mi con mi desempeño”, contó.

Año 1995, el Preolímpico

Uno de los mejores años del serpentinero fue 1995 cuando debutó en un campeonato mundial celebrado en España en el que participó en varios relevos y se impuso a los equipos de España, Corea y Japon.

Año 1998: Copa Intercontinental

En 1998, Italia fue la sede de la Copa Intercontinental de beisbol. En este campeonato Quiroz brilló en el montículo ganándole a Republica Dominicana con “muerte súbita”, 2-1. “Fue un partido muy duro ya que este equipo dominicano era muy respetado por el calibre de jugadores que integraban la selección. En ese juego, la curva la maneje a la perfección, además de que ya tenía conocimientos previos de los bateadores a los que me iba a enfrentar, a pesar de eso tenía que lanzarle con mucho cuidado. Y ganamos el partido.

Año 1999: Debuta en Colombia

A inicios de 1998, Quiroz recibió una oferta económica muy tentadora de un equipo de Colombia para que jugara la temporada del año 1999, como refuerzo del staff de picheo.  “El trabajo que hice fue del mayor agrado para los dueños del equipo colombiano. Y gané buen dinero”, expresó.

Récord: 1993

En el año 1993, Quiroz se consolidó como el lanzador líder en ponches haciendo abanicar a 60 bateadores, víctimas de su dominante curva.

La permanencia de José Luis en la Primera División fue de 11 años, retirándose con una cifra de 88 juegos ganados y 50 perdidos. Estuvo al servicio de la selección nacional durante 8 años.

A su retiro este pitcher granadino dejó la colina con una efectividad de 3.15 de por vida.

Quiroz ha sido uno de los más respetados lanzadores que ha producido el país en la década de los 90 y a inicios del año 2000. Se caracterizó por ser un tipo valiente, retador de bateadores de poder    con sus curvas de rompimiento con las que muchas veces hizo descolgar a muchos carabineros.

Le preguntamos a Quiroz quien fue el mejor pitcher que él conoció durante sus años en el deporte respondió: Epifanio Pérez.

“Epifanio siempre enfrentó circunstancias muy adversas desde el montículo y las tomaba con serenidad y siempre salía a flote. Tengo mucha admiración hacia él”, expreso.

Cuba fue el único equipo que más le bateó en torneos internacionales aunque nunca le ganó.

Causa de su retiro

Un problema de salud obligó a Quiroz a retirarse del montículo. Una tendinitis minó su capacidad para lanzar reduciendo la potencia de sus disparos.

Este formidable tirador nació en Juigalpa el 16 de noviembre de 1969, actualmente tiene 48 años de edad, está casado y tiene 5 hijos. Vive en la Villa Tepetate, de la iglesia del Espíritu Santo media cuadra al oeste, en Granada, vive rodeado de muchos reconocimientos medallas y trofeos entregados por empresas privadas y púublicas que reconocen su labor.

El mejor recuerdo que le dejó el beisbol fue haber destinado sus ingresos del beisbol en construir su casa y formar a sus hijos, precisó.

Actualmente, José Luis Quiroz es entrenador de picheo de la selección juvenil sub 15 y 17 y viaja frecuentemente a los departamentos a dar clínicas de picheo a las nuevas generaciones.

“Este es un trabajo constante y lo hago con mucha pasión porque me gusta enseñar”, concluyó.